Respuesta a la pregunta nº 12082 enviada a «Pregunte a los expertos»

En resumen, algunos tipos de luz UV pueden atravesar el cristal de las ventanas.

La luz UV se divide en tres clasificaciones llamadas UV-A, UV-B y UV-C. De estas tres clases, la UV-A y la UV-B están asociadas a las quemaduras solares y al bronceado, y se cree que la UV-A suprime el sistema inmunitario. (Consulte este sitio web para obtener más información sobre la fotosensibilidad). Los rayos UV-A y UV-B también se asocian a las camas de bronceado, y su uso excesivo entraña riesgos. Los rayos UV-C son producidos únicamente por luces especializadas y por el sol. Cuando son producidos por el sol, los UV-C no penetran en la atmósfera terrestre.

El cristal estándar de las ventanas, según la Asociación Internacional de Rayos Ultravioleta, permite el paso de los UV-A, mientras que casi el 100% de los UV-B y los UV-C quedan bloqueados. Por lo tanto, una parte de la luz ultravioleta entrará en su casa y podrá afectar a su piel. Algunos de estos efectos podrían incluir un aumento de las pecas y una mayor sensibilidad a la luz solar que podría dar lugar a erupciones como la fotodermatitis.

Hoy en día existen métodos para reducir la capacidad de los rayos UV-A de penetrar en el cristal. Uno de estos métodos consiste en añadir una película solar en el interior de las ventanas. Estas películas bloquean los rayos UV-A y también pueden mantener su casa más fresca, ya que también reflejan algo de calor. De hecho, yo he instalado láminas solares en las ventanas de mi casa. Muchas de estas películas solares para ventanas pueden ser instaladas por el propietario, ya que sólo requieren agua y unas gotas de jabón para lavar platos en una botella de spray. Si decide añadir láminas solares a las ventanas, compruebe que se trata de una lámina solar, ya que no todas las láminas reflejan o detienen la penetración de la luz UV-A.

No ha preguntado específicamente por los cristales de los automóviles, pero eso también es un problema de exposición a los rayos UV-A. La Fundación del Cáncer de Piel afirma que el cristal del parabrisas está tratado específicamente para eliminar los UV-A; sin embargo, las ventanas laterales y la ventana trasera permitirán que los UV-A penetren en el interior. Por lo tanto, hay que tener cuidado también en los vehículos. Se pueden aplicar tintes a las ventanas de los automóviles, pero tenga en cuenta que los estados tienen normativas sobre el tintado.

En resumen, los cristales típicos de las ventanas, como los que se encuentran en los hogares, bloquearán la mayor parte de la luz UV que entra en su casa, con la excepción de la luz UV-A. La exposición a la luz UV-A puede afectar a su piel si tiene exposiciones prolongadas a la luz. La adición de películas solares en el interior de las ventanas puede reducir la mayor parte, si no la totalidad, de los rayos UV-A que entran en su casa.

Paul A. Charp, PhD