Oxigenoterapia de alto flujo para el tratamiento de la migraña aguda: Un ensayo cruzado aleatorizado

Antecedentes El deterioro de la utilización del oxígeno y la disfunción cerebrovascular están implicados en la migraña. El oxígeno de alto flujo es eficaz en la cefalea en racimos y se ha mostrado prometedor en modelos animales de migraña, pero no se ha estudiado adecuadamente en pacientes con migraña. Métodos En este ensayo aleatorizado, de diseño cruzado y controlado con placebo, los migrañosos adultos se autoadministraron oxígeno de alto flujo o aire medicinal a 10-15 l/min a través de una máscara facial de forma ciega, comenzando poco después del inicio de los síntomas durante 30 minutos, durante un total de cuatro ataques de migraña. Los participantes registraron la gravedad del dolor de cabeza, las náuseas y los síntomas visuales en escalas analógicas visuales periódicamente hasta los 60 minutos. Resultados Se inscribieron 22 individuos (edad media de 36 años, 20 mujeres) que se autotrataron 64 ataques de migraña (33 de oxígeno, 31 de aire). El criterio de valoración primario preespecificado (disminución media de la puntuación de dolor desde el inicio hasta los 30 minutos) fue de 1,38 ± 1,42 en los ataques tratados con oxígeno y de 1,22 ± 1,61 en los tratados con aire ( p = 0,674). La oxigenoterapia produjo un alivio (puntuación de gravedad 0-1) del dolor (24% frente a 6%, p = 0,05), las náuseas (42% frente a 23%, p = 0,08) y los síntomas visuales (36% frente a 7%, p = 0,004) a los 60 minutos. El análisis exploratorio mostró que en los ataques moderadamente graves (puntuación de dolor inicial <6), el alivio del dolor se consiguió en seis de 13 (46%) con oxígeno frente a uno de 15 (7%) con aire ( p = 0,02). La terapia con gas se utilizó según el protocolo en el 91% de los ataques. No hubo eventos adversos significativos. Conclusión El oxígeno de alto flujo puede ser una estrategia factible y segura para tratar la migraña aguda. Se requieren más estudios para determinar si este tratamiento, relativamente barato y ampliamente disponible, puede utilizarse como terapia adjunta o alternativa para la migraña.