Los científicos descubren cuándo la supergigante roja Betelgeuse se convertirá en supernova

La estrella supergigante roja Betelgeuse es más pequeña y está mucho más cerca de la Tierra de lo que se creía, según los astrónomos de la Universidad Nacional de Australia, que han dado un nuevo dato de cuándo explotará.

Aunque normalmente es una de las estrellas más brillantes del cielo, Betelgeuse pareció atenuarse a finales de 2019, algo que los científicos pensaron que podía significar que estaba a punto de explotar inminentemente.

Una nueva investigación sugiere que los eventos de oscurecimiento se debieron en realidad a una nube de polvo que oscurece la estrella desde la Tierra y a las pulsaciones naturales de la estrella, pero también da un marco de tiempo para cuando se convertirá en supernova.

Imagen: Betelgeuse se oscureció repentinamente en 2019. Imagen: ESO

Betelgeuse es una de las estrellas más grandes visibles a simple vista, normalmente la décima estrella más brillante del cielo nocturno, ocupando la posición superior izquierda en la constelación de Orión.

Se llama supergigante roja porque la estrella se acerca al final de su vida, hinchándose al quemar los elementos de su núcleo antes de explotar pronto -en un plazo astronómico- en una supernova.

Publicidad

Esta supernova no podrá dañar a nadie en la Tierra, pero sería visible, incluso durante el día, brillando tanto como una luna medio llena durante aproximadamente un año, según los científicos de la Universidad de California.

Pero es poco probable que este acontecimiento se produzca durante nuestra vida, sugieren los investigadores australianos en su nuevo artículo, publicado en la revista Astrophysical Journal.

Utilizando sofisticados modelos para conocer la física que impulsa las pulsaciones de Betelgeuse, los investigadores confirmaron efectivamente que las ondas sonoras del interior de la estrella eran las causantes de su pulsación.

La Dra. Meredith Joyce, de la Universidad Nacional de Australia, dijo que la estrella seguía quemando helio en su núcleo en este momento «lo que significa que no está cerca de explotar».

«Podrían pasar unos 100.000 años antes de que se produzca una explosión», añadió.

Imagen: Si la supergigante roja se convirtiera en suprnova sería visible en la Tierra incluso durante el día

Su coautor, el doctor Laszlo Molnar, del Observatorio Konkoly de Budapest, explicó cómo el estudio también reveló el tamaño de Betelgeuse y su distancia a la Tierra.

«El tamaño físico real de Betelgeuse ha sido un poco misterioso – estudios anteriores sugerían que podría ser mayor que la órbita de Júpiter.

«Nuestros resultados dicen que Betelgeuse sólo se extiende hasta dos tercios de eso, con un radio 750 veces el radio del sol», dijo el Dr. Molnar.

«Una vez que tuvimos el tamaño físico de la estrella, pudimos determinar la distancia a la Tierra. Nuestros resultados muestran que está a sólo 530 años luz de nosotros, un 25% más cerca de lo que se pensaba».

A pesar de estar mucho más cerca, la eventual supernova no tendrá un impacto significativo en la Tierra.

«Sigue siendo un gran problema cuando estalla una supernova. Y ésta es nuestra candidata más cercana. Nos da una rara oportunidad de estudiar lo que les ocurre a las estrellas como ésta antes de que exploten», añadió el Dr. Joyce.