Golden Retriever

El popular Golden Retriever presenta rasgos en los que confían muchas familias:

  • De buen humor, cariñoso y alegre
  • Se lleva bien con los niños y otras mascotas
  • Grande, fuerte y atlético
  • Inteligencia y capacidad de adiestramiento por encima de la media cuando se utilizan métodos de adiestramiento con refuerzo positivo
  • Le gusta jugar, especialmente buscar
  • Orientado a la gente y con ganas de agradar

Con estos innegables aspectos positivos vienen algunas otras características a considerar cuidadosamente:

  • Se desprende bastante
  • Puede ser revoltoso y alborotador, especialmente cuando es un perro joven
  • Necesita mucha actividad y estimulación mental para evitar los vicios del aburrimiento
  • Es un poco «bocazas» -le gusta llevar y morder cosas
  • Tiene tendencia a ladrar o aullar cuando está excitado o se enfrenta a lo desconocido
  • Es propenso a una serie de problemas de salud

Un alegre compañero de juegos y un hombro fiable en el que apoyarse, el Golden es a menudo referido como el corazón de América.

Los Golden Retrievers fueron criados por primera vez a principios del siglo XIX en Escocia como perros de caza. Aunque todavía se utilizan para la caza, los Goldens también destacan en muchas otras actividades, como las labores de búsqueda y rescate y el trabajo de guía. Necesitan hacer mucho ejercicio; la natación, en particular, es una gran salida para su inagotable energía, y a la mayoría de los Goldens les encanta. Su hermoso pelaje requiere un cepillado y, en algunos climas, puede ser necesario un recorte en verano. Los Goldens son inteligentes, comprensivos y están dispuestos a complacer a sus familias. El Golden Retriever es una raza generalmente sana con una vida media de 10-15 años.

La salud de su Golden Retriever

Sabemos que, como se preocupa tanto por su perro, quiere cuidarlo bien. Por eso hemos resumido los problemas de salud que trataremos con usted a lo largo de la vida de su Golden. Al conocer los problemas de salud específicos de los Golden Retriever, podemos diseñar un plan de salud preventivo para vigilar y, con suerte, evitar algunos riesgos predecibles.

Muchas enfermedades y condiciones de salud son genéticas, lo que significa que están relacionadas con la raza de su mascota. Existe un consenso general entre los investigadores genéticos caninos y los profesionales veterinarios de que las condiciones que hemos descrito aquí tienen una tasa significativa de incidencia y/o impacto en esta raza. Esto no significa que su perro vaya a tener estos problemas; sólo significa que corre más riesgo que otros perros. Describiremos los problemas más comunes observados en los Golden Retriever para darle una idea de lo que puede surgir en su futuro. Por supuesto, no podemos cubrir todas las posibilidades aquí, así que siempre consulte con nosotros si nota algún signo o síntoma inusual.

Esta guía contiene información general de salud importante para todos los caninos, así como las predisposiciones genéticas más importantes para los Golden Retriever. Esta información le ayuda a usted y a su equipo de The Drake Center for Veterinary Care a planificar juntos las necesidades médicas únicas de su mascota. Al final del artículo, también hemos incluido una descripción de lo que puede hacer en casa para que su Golden se vea y se sienta lo mejor posible. Usted sabrá a qué atenerse, y todos nos sentiremos mejor sabiendo que estamos cuidando lo mejor posible de su amigo.

Información general sobre la salud de su Golden Retriever

Enfermedades dentales

Las enfermedades dentales son el problema crónico más común en las mascotas, y afectan al 80% de todos los perros a los dos años de edad. Desafortunadamente, tu Golden es más propenso que otros perros a tener problemas con sus dientes. La enfermedad dental comienza con la acumulación de sarro en los dientes y progresa hasta la infección de las encías y las raíces de los dientes. Si no prevenimos o tratamos la enfermedad dental, tu amigo puede perder sus dientes y correr el riesgo de que se dañen sus riñones, hígado, corazón y articulaciones. De hecho, ¡la vida de su Golden puede incluso acortarse de uno a tres años! Limpiaremos los dientes de su perro con regularidad y le informaremos de lo que puede hacer en casa para mantener limpios esos blancos perlados.

Infecciones

Los Golden Retriever son susceptibles de contraer infecciones bacterianas y víricas -las mismas que pueden contraer todos los perros- como la parvo, la rabia y el moquillo. Muchas de estas infecciones son prevenibles a través de la vacunación, que recomendaremos en función de su edad, las enfermedades que vemos en nuestra zona, y otros factores.

Obesidad

La obesidad puede ser un problema de salud importante en los Golden Retriever. Es una enfermedad grave que puede causar o empeorar los problemas articulares, los trastornos metabólicos y digestivos, el dolor de espalda y las enfermedades del corazón. Aunque es tentador darle comida a su amigo cuando le mira con esos ojos conmovedores, puede «matarlo» con restos de comida para personas y golosinas para perros. En lugar de eso, dale un abrazo, cepíllale el pelo o los dientes, juega con ella a un juego o quizá sácala a pasear. Se sentirá mejor, y usted también.

Parásitos

Todo tipo de gusanos y bichos pueden invadir el cuerpo de su Golden, por dentro y por fuera. Desde pulgas y garrapatas hasta ácaros del oído pueden infestar su piel y sus orejas. Los anquilostomas, los ascárides, las lombrices del corazón y los tricocéfalos pueden entrar en su organismo de varias maneras: bebiendo agua sucia, caminando sobre suelo contaminado o por la picadura de un mosquito infectado. Algunos de estos parásitos pueden transmitirse a usted o a un miembro de su familia y son una grave preocupación para todos. En el caso de su amigo canino, estos parásitos pueden causarle dolor, malestar e incluso la muerte, por lo que es importante que los analicemos periódicamente. También le recomendaremos la medicación preventiva que sea necesaria para mantenerla sana.

Castrar o esterilizar

Una de las mejores cosas que puede hacer por su Golden es esterilizarla (castrar a los machos). En las hembras, esto significa que extirpamos quirúrgicamente los ovarios y normalmente el útero, y en los machos, significa que extirpamos quirúrgicamente los testículos. La esterilización disminuye la probabilidad de ciertos tipos de cáncer y elimina la posibilidad de que su mascota se quede embarazada o tenga cachorros no deseados. La realización de esta cirugía también nos da la oportunidad, mientras su mascota está anestesiada, de identificar y tratar algunas de las enfermedades que su perro puede desarrollar. Por ejemplo, si su mascota necesita una radiografía de cadera o la extracción de un diente de cachorro, este sería un buen momento: es más conveniente para usted y más fácil para su amigo también. Los análisis de sangre rutinarios antes de la cirugía también nos ayudan a identificar y tomar precauciones contra problemas comunes que aumentan el riesgo anestésico o quirúrgico. No se preocupe; hablaremos de los problemas específicos que buscaremos cuando llegue el momento.

Predisposiciones genéticas de los Golden Retriever

Cáncer

El cáncer es una de las principales causas de muerte en perros mayores. Su Golden probablemente vivirá más tiempo que muchas otras razas y por lo tanto es más propenso a contraer cáncer en sus años dorados. Muchos cánceres son curables mediante la extirpación quirúrgica, y algunos tipos son tratables con quimioterapia. La detección temprana es fundamental. Realizaremos pruebas de diagnóstico periódicas y buscaremos bultos y protuberancias cuando examinemos a su mascota.

  • El hemangiosarcoma es un tipo de tumor hemorrágico que afecta a los Golden Retriever con una incidencia superior a la media. Estos tumores se forman comúnmente en el bazo, pero también pueden formarse en otros órganos. Sin que el propietario de la mascota lo sepa, el tumor se abre y se produce una hemorragia interna. Algunos tumores pueden ser del tamaño de una pelota de voleibol o más grandes antes de que aparezcan signos de enfermedad. A menudo encontramos pistas de que uno de estos tumores está presente durante las pruebas de bienestar de la tercera edad, por lo que hay que hacer un análisis de sangre y una ecografía al menos anualmente.
  • El linfoma o linfosarcoma es un tipo de cáncer que afecta a los Golden Retriever más que a otras razas. Esta enfermedad hace que el cuerpo forme linfocitos anormales, que son un tipo de glóbulos blancos. Como los glóbulos blancos pueden encontrarse en todo el cuerpo, este cáncer puede aparecer casi en cualquier lugar. El linfoma es una forma de cáncer muy tratable, con una excelente tasa de éxito en los perros que reciben quimioterapia. Por suerte, el linfoma es uno de los pocos tipos de cáncer que a menudo se puede detectar con un análisis de sangre, por lo que podemos recomendar un recuento sanguíneo completo dos veces al año. Esté atento a las glándulas inflamadas (pregúntenos, le mostraremos dónde buscar), a la pérdida de peso o a la respiración dificultosa en casa y asegúrese de llamarnos si nota algún síntoma inusual.
  • Los tumores de células del mástil son un tipo de cáncer de piel particularmente desagradable que se encuentra con más frecuencia en los Golden Retriever que en otras razas. Cuanto antes se extirpen quirúrgicamente estos tumores, mejor. Desafortunadamente, los tumores de mastocitos a menudo se parecen a otros tipos de bultos y lesiones de la piel, muchos de los cuales no son dañinos. Por lo tanto, todos los bultos sospechosos deben ser examinados y extirpados quirúrgicamente lo antes posible. Muchos cánceres se curan con la extirpación quirúrgica, por lo que la detección precoz es fundamental.

Hinchazón

El vólvulo de dilatación gástrica, también conocido como GDV o hinchazón, suele producirse en perros con el pecho profundo y estrecho. Esto significa que su Golden tiene más riesgo que otras razas. Cuando un perro se hincha, el estómago se retuerce sobre sí mismo y se llena de gas. La torsión corta el suministro de sangre al estómago y a veces al bazo. Si no se trata, la enfermedad es rápidamente mortal, a veces en tan sólo media hora. El perro puede tener arcadas o vómitos (pero no sale nada o muy poco), estar inquieto, tener el abdomen hinchado o estar en posición de oración (patas delanteras hacia abajo y traseras hacia arriba). Una opción es la cirugía preventiva, en la que el estómago se sujeta con tachuelas o se sutura en su sitio para que no se tuerza. Si usted ve los síntomas, lleve a su mascota a un hospital de emergencia inmediatamente!

Problemas óseos y articulares

Se han reportado diferentes problemas musculoesqueléticos en los Golden Retriever. Si bien puede parecer abrumador, cada condición puede ser diagnosticada y tratada para evitar el dolor y el sufrimiento indebido. Con una observación diligente en casa y el conocimiento de las enfermedades que pueden afectar a los huesos, las articulaciones o los músculos de su amigo, podrá cuidarlo con esmero durante toda su vida.

  • Tanto las caderas como los codos corren el riesgo de padecer displasia, una enfermedad hereditaria que hace que las articulaciones se desarrollen de forma inadecuada y provoca artritis. La rigidez en los codos o las caderas de su Golden puede convertirse en un problema para él, especialmente a medida que madura. Puede notar que empieza a mostrar cojera en las patas o que tiene dificultades para levantarse después de estar tumbado. Podemos tratar la artritis -cuanto antes mejor- para minimizar las molestias y el dolor. Tomaremos radiografías de los huesos de su perro para identificar los problemas lo antes posible. La cirugía también es a veces una buena opción en casos graves y que limitan la vida. Y tenga en cuenta que los perros con sobrepeso pueden desarrollar artritis años antes que los de peso normal, causando dolor y sufrimiento innecesarios. Desafortunadamente, los Golden Retriever pueden heredar o desarrollar un número de diferentes condiciones oculares, algunas de las cuales pueden causar ceguera si no se tratan de inmediato, y la mayoría de las cuales pueden ser extremadamente dolorosas. Evaluaremos sus ojos en cada examen para buscar cualquier signo de preocupación.
    • Las cataratas son una causa común de ceguera en los Goldens mayores. Estaremos atentos a que las lentes de sus ojos se vuelvan más opacas -lo que significa que se ven nubladas en lugar de claras- cuando lo examinemos. Muchos perros se adaptan bien a la pérdida de visión y se llevan bien. La cirugía para eliminar las cataratas y restaurar la vista también puede ser una opción.
    • El glaucoma, una enfermedad ocular que afecta a los Golden Retriever y también a las personas, es una enfermedad extremadamente dolorosa que conduce rápidamente a la ceguera si no se trata. Los síntomas incluyen entrecerrar los ojos, ojos llorosos, azulado de la córnea (la parte frontal clara del ojo), y el enrojecimiento en la parte blanca de los ojos. Los dueños de las mascotas rara vez notan el dolor, aunque a menudo está presente y puede ser grave. Las personas que padecen ciertos tipos de glaucoma afirman a menudo que es como si les clavaran un picahielo en el ojo. ¡Yikes! En casos avanzados, el ojo puede parecer agrandado o hinchado como si estuviera abultado. Realizaremos una revisión anual de glaucoma para diagnosticar y comenzar el tratamiento lo antes posible. El glaucoma es una emergencia médica. Si observa síntomas, no espere a llamarnos, ¡acuda a una clínica de urgencias!
    • La distiquiasis es una afección causada por pelos adicionales que crecen dentro del párpado y rozan la superficie del ojo. Esta es una de las enfermedades hereditarias más comunes en los perros, y su Golden es más probable que otros perros para desarrollar esta condición dolorosa. Si no se trata, estos pelos anormales pueden provocar úlceras en la córnea y dolor ocular crónico. Hay varias opciones de tratamiento disponibles, y el pronóstico es bueno una vez que los pelos se han eliminado de forma permanente.

    Alergias

    En los seres humanos, las alergias al polen, al moho o al polvo hacen que la gente estornude. En los perros, en lugar de estornudar, las alergias hacen que les pique la piel. A esta alergia cutánea la llamamos «atopía», y los Golden la padecen a menudo. Las patas, el vientre, los pliegues de la piel y las orejas son las zonas más afectadas. Los síntomas suelen comenzar entre el año y los tres años de edad y pueden empeorar cada año. Lamerse las patas, frotarse la cara y las frecuentes infecciones de oído son los signos más comunes de las alergias. La buena noticia es que hay muchas opciones de tratamiento disponibles para estas condiciones.

    • Las alergias, la natación, el crecimiento excesivo de pelo en los canales del oído, y la acumulación de cera en los oídos pueden predisponer a su perro a las infecciones del oído, que son dolorosas y molestas. Los Goldens sufren muy a menudo de alergias, que pueden causar picor e inflamación en los oídos y en otros lugares. Cuanto antes diagnostiquemos y tratemos estas dolencias, menos molestias y dolor sufrirá su mascota. Asegúrese de llamarnos si nota que se rasca o sacude la cabeza, que los oídos desprenden un olor desagradable o que le duelen al tacto. Al vigilar las infecciones de oído y tratarlas a tiempo, también reducimos la probabilidad de que se produzcan daños en el tímpano que puedan provocar sordera. La mayoría de las infecciones del oído tienden a repetirse hasta que trabajamos juntos para controlar la causa subyacente.

    Epilepsia

    Hay tres tipos de convulsiones en los perros: reactivas, secundarias y primarias. Las convulsiones reactivas son causadas por la reacción del cerebro a un problema metabólico como un nivel bajo de azúcar en la sangre, una insuficiencia orgánica o una toxina. Las convulsiones secundarias son el resultado de un tumor cerebral, un accidente cerebrovascular o un traumatismo. Si no se encuentra ninguna otra causa, la enfermedad se denomina epilepsia primaria o idiopática. Este problema suele ser una condición hereditaria, y los Golden Retriever suelen estar afectados. Si su amigo es propenso a las convulsiones, los episodios suelen comenzar entre los seis meses y los tres años de edad. Un examen diagnóstico inicial puede ayudar a encontrar la causa. Suele ser necesaria una medicación de por vida para ayudar a mantener las convulsiones bajo control, con análisis de sangre periódicos para controlar los efectos secundarios y la eficacia. Si su perro tiene una convulsión, evite con cuidado que se haga daño, pero no intente controlar su boca o su lengua. No le ayudará y puede morderle accidentalmente. Anote la duración de la convulsión y llámenos al (760) 456-9556 o llame a un hospital de urgencias.

    Enfermedad del corazón

    Algunos Golden Retriever heredan una enfermedad del corazón conocida como estenosis aórtica. Esta enfermedad provoca una obstrucción parcial del flujo sanguíneo que sale del corazón, lo que significa que el corazón debe trabajar más para bombear suficiente sangre al cuerpo. Si la enfermedad es grave, su perro puede desmayarse o parecer que se queda sin energía durante el ejercicio. También puede tener dificultades para respirar, toser con frecuencia o tener un retraso en el crecimiento. Haremos una prueba de esta enfermedad si su mascota tiene alguno de estos síntomas y discutiremos las opciones de tratamiento con usted si la condición está indicada.

    • Los Golden Retrievers también son especialmente propensos a una condición cardíaca que amenaza la vida conocida como cardiomiopatía dilatada, o DCM, en la que el corazón se vuelve tan grande, delgado y débil que ya no puede bombear eficazmente la sangre al cuerpo. A medida que este problema avanza, su mascota puede mostrarse débil o cansada, desmayarse o colapsar, respirar de forma dificultosa o toser. Realizaremos una revisión eléctrica anual del corazón (ECG) y/o un ecocardiograma para buscar ritmos cardíacos anormales a partir del año de edad. Si está indicado, el tratamiento incluye medicación y suplementos dietéticos.

    Diabetes

    La diabetes mellitus es una enfermedad bastante común en los perros. Cualquier raza puede verse afectada, pero los Goldens tienen una incidencia superior a la media. Los perros con diabetes son incapaces de regular el metabolismo de los azúcares en su cuerpo y requieren inyecciones diarias de insulina. La diabetes es una enfermedad grave y es importante diagnosticarla y tratarla lo antes posible. Los síntomas incluyen el aumento de la comida, la bebida y la orina, junto con la pérdida de peso. Si muestra signos, realizaremos pruebas de laboratorio para determinar si tiene esta enfermedad y discutiremos las opciones de tratamiento con usted. El tratamiento requiere un compromiso serio de tiempo y recursos. Hoy en día, los perros diabéticos bien controlados tienen la misma esperanza de vida que otros caninos.

    Problemas hepáticos

    Su Golden tiene más probabilidades que otros perros de padecer un trastorno hepático llamado shunt portosistémico (PSS). Parte del suministro de sangre que debería ir al hígado lo rodea en su lugar, privando al hígado del flujo sanguíneo que necesita para crecer y funcionar correctamente. Si su amigo tiene PSS, su hígado no puede eliminar las toxinas del torrente sanguíneo de forma eficaz. Para comprobar este problema, realizaremos una prueba de la función hepática además de un panel preanestésico estándar cada vez que se someta a la anestesia. Si presenta síntomas como retraso en el crecimiento o convulsiones, le haremos un análisis de sangre y posiblemente una ecografía del hígado. La cirugía puede ser necesaria, pero en algunos casos, podemos tratar con una dieta especial y la medicación.

    Trastornos hemorrágicos

    Su Golden Retriever es propenso a un trastorno hemorrágico llamado hemofilia. Realizaremos pruebas de diagnóstico para evaluar su tiempo de coagulación de la sangre antes de realizar la cirugía. Se trata de una prueba importante, ya que de otro modo no podríamos saber si su mascota tiene hemofilia hasta que se produzca una hemorragia grave durante la cirugía o después de una lesión grave.

    Problemas de tiroides

    Los Golden son propensos a una condición común llamada hipotiroidismo en la que el cuerpo no produce suficiente hormona tiroidea. Los signos pueden incluir piel y pelaje secos, pérdida de pelo, susceptibilidad a otras enfermedades de la piel, aumento de peso, miedo, agresividad y otros cambios de comportamiento. Realizaremos un análisis de sangre anual para detectar esta enfermedad. El tratamiento suele ser tan sencillo como la sustitución de hormonas en forma de píldora.

    Cómo cuidar a su Golden Retriever en casa

    Mucho de lo que puede hacer para mantener a su perro feliz y sano es de sentido común, al igual que lo es para las personas. Vigile su dieta, asegúrese de que hace mucho ejercicio, cepille regularmente sus dientes y su pelaje, y llámenos a nosotros o a un hospital de urgencias para mascotas cuando algo le parezca inusual (vea «A qué atenerse» más abajo). Asegúrese de cumplir el calendario de revisiones y vacunas que le recomendamos. Es entonces cuando le haremos los «chequeos» necesarios y las pruebas para detectar enfermedades y afecciones que son comunes en los Goldens. Otro paso muy importante en el cuidado de su mascota es contratar un seguro médico para mascotas. Seguramente habrá pruebas y procedimientos médicos que necesitará a lo largo de su vida y el seguro de salud para mascotas le ayudará a cubrir esos costes.

    Cuidados rutinarios, dieta y ejercicio

    Incorpore sus cuidados rutinarios en su horario para ayudar a su Golden a vivir más tiempo, mantenerse más sano y ser más feliz durante su vida. No podemos dejar de insistir en la importancia de una dieta adecuada y una rutina de ejercicios.

    • Supervise a su mascota como lo haría con un niño pequeño. Mantenga las puertas cerradas, recoja lo que ensucie y bloquee las habitaciones cuando sea necesario. Esto la mantendrá alejada de los problemas y de los objetos que no debería llevarse a la boca.
    • Necesita un cepillado a fondo al menos una vez a la semana la mayor parte del año. Dos veces al año se le cae el pelo y pierde grandes cantidades de pelo; se recomienda un cepillado diario durante este tiempo.
    • Los Golden Retriever generalmente tienen buenos dientes, y puede mantenerlos perfectos cepillándolos al menos dos veces a la semana.
    • Limpie sus orejas semanalmente, incluso cuando es un cachorro. No se preocupe, le mostraremos cómo hacerlo.
    • Es un perro inteligente con mucha energía, así que mantenga su mente y su cuerpo activos, o se aburrirá. Es entonces cuando empiezan las travesuras.
    • Se destaca en los deportes caninos como el flyball, el agility, el buceo en muelle y los eventos de obediencia.
    • Tiene una pasión por el agua, y la natación es una forma perfecta de ejercicio para este retriever acuático.
    • Mantén la dieta de tu perro consistente y no le des comida para personas.
    • Alimente a su perro con una dieta de alta calidad adecuada a su edad.
    • Ejercite a su perro con regularidad, pero no se exceda al principio.

    A qué prestar atención

    Cualquier síntoma anormal podría ser un signo de enfermedad grave o podría ser sólo un problema menor o temporal. Lo importante es saber cuándo hay que buscar ayuda veterinaria y con qué urgencia. Muchas enfermedades hacen que los perros tengan una combinación característica de síntomas, que juntos pueden ser una clara señal de que su Golden Retriever necesita ayuda.

    Llamadas a la oficina

    Llámenos para pedir una cita si nota alguno de estos tipos de signos:

    • Cambio en el apetito o en el consumo de agua
    • Acumulación de sarro, mal aliento, encías rojas o dientes rotos
    • Piel irritada (se rasca, se mastica o se lame); pérdida de pelo
    • Alejamiento, torpeza mental o sueño excesivo
    • Miedo, agresividad u otros cambios de comportamiento
    • Aumento del hambre y la sed, pérdida de peso
    • Crecimiento lento o atrofiado; a veces se convulsiona después de comer
    • Pelo sin brillo, pérdida de pelo; perezoso, aumento de peso

    Emergencias

    Solicite atención médica de inmediato si nota alguno de estos tipos de signos:

    • Rascarse o sacudir la cabeza, oídos sensibles o secreción del oído
    • Incapacidad o esfuerzo para orinar; orina descolorida
    • Nubosidad, enrojecimiento, picor o cualquier otra anormalidad que afecte a los ojos
    • Vagina seca o abdomen grande, apretado y doloroso
    • Cualquier sacudida anormal, temblor o temblores involuntarios excesivos
    • Desmayo, debilidad, tos o falta de aliento durante el ejercicio
    • Desmayo, colapso; problemas respiratorios, tos al descansar
    • Sangrar con facilidad o sangrar mucho incluso por pequeñas heridas