Causas de la falta de aire durante el embarazo

Compartir en Pinterest
La falta de aire es un síntoma común durante el embarazo.

Aunque la falta de aire es un síntoma común del embarazo, no siempre es posible que el médico señale una única causa.

La falta de aire durante el embarazo parece deberse a una variedad de factores, que van desde el crecimiento del útero hasta los cambios en las demandas del corazón.

Algunas mujeres pueden notar cambios en su respiración casi de inmediato, mientras que otras observan diferencias durante el segundo y el tercer trimestre.

Primer trimestre

Un feto no tiene que ser muy grande para provocar cambios en la respiración de una mujer embarazada.

El diafragma, una banda de tejido muscular que separa el corazón y los pulmones del vientre, se eleva hasta 4 centímetros durante el primer trimestre del embarazo.

El movimiento del diafragma ayuda a los pulmones a llenarse de aire. Mientras que algunas mujeres pueden no ser conscientes de los cambios en la profundidad con la que pueden inspirar, otras pueden notar que no pueden realizar respiraciones completas y profundas.

Además de los cambios en el diafragma, las mujeres embarazadas suelen respirar más rápido debido al aumento de la hormona progesterona.

La progesterona desempeña un papel esencial en el desarrollo del feto. También es un estimulante respiratorio, lo que significa que hace que la respiración de una persona se acelere.

La cantidad de progesterona en el cuerpo de una mujer aumentará a lo largo del embarazo.

Aunque respirar más rápido no provoca necesariamente falta de aire, algunas mujeres pueden notar cambios en los patrones de respiración.

Segundo trimestre

Compartir en Pinterest
El hecho de que el corazón trabaje más durante el embarazo puede provocar falta de aliento.

Las mujeres embarazadas pueden experimentar una falta de aliento más notable en el segundo trimestre.

El crecimiento del útero suele contribuir a la falta de aliento en el segundo trimestre. Sin embargo, algunos cambios en el funcionamiento del corazón también pueden causar disnea.

La cantidad de sangre en el cuerpo de una mujer aumenta significativamente durante el embarazo. El corazón tiene que bombear con más fuerza para mover esta sangre a través del cuerpo y hacia la placenta.

El aumento de la carga de trabajo del corazón puede hacer que una mujer embarazada sienta falta de aire.

Tercer trimestre

Durante el tercer trimestre, la respiración puede ser más fácil o más difícil dependiendo en gran medida de la posición de la cabeza del bebé en desarrollo.

Antes de que el bebé comience a girar y a bajar más hacia la pelvis, la cabeza del bebé puede sentirse como si estuviera debajo de una costilla y presionara el diafragma, lo que puede dificultar la respiración.

Según el Centro Nacional de Recursos para la Salud de la Mujer, este tipo de falta de aire suele producirse entre las semanas 31 y 34.

Causas adicionales

Si una mujer embarazada experimenta una falta de aire grave, es esencial que hable con un médico.

Aunque los cambios del embarazo pueden causar cierta falta de aire, otras condiciones médicas también pueden contribuir al problema. Entre ellas están:

  • Asma: El embarazo puede empeorar los síntomas de asma existentes. Cualquier persona con asma debe hablar con un médico sobre tratamientos seguros durante el embarazo, como inhaladores o medicamentos.
  • Miocardiopatía periparto: Se trata de un tipo de insuficiencia cardíaca que puede producirse durante el embarazo o inmediatamente después del parto. Los síntomas incluyen hinchazón de tobillos, presión arterial baja, fatiga y palpitaciones. Muchas mujeres pueden atribuir inicialmente sus síntomas al embarazo, pero la enfermedad puede afectar gravemente a la salud de la mujer y a menudo requiere tratamiento.
  • Embolia pulmonar: Una embolia pulmonar se produce cuando un coágulo de sangre se atasca en una arteria de los pulmones. Una embolia puede afectar drásticamente a la respiración y causar tos, dolor en el pecho y dificultad para respirar.